Cómo despertar a una persona con el sueño pesado

Cómo despertar a una persona con el sueño pesado
Si estás buscando consejos sobre cómo despertar a una persona con el sueño pesado, entonces no te duermas en las próximas líneas. Como sabes, levantarte de la cama no es un trabajo fácil para todos. Para algunas personas, las alarmas regulares no funcionan y despertar es una verdadera lucha. La genética, el estilo de vida o incluso una afección médica pueden ser la razón por la que es tan difícil empezar el día. Los malos hábitos, como comer en la cama o desplazarse por cualquier contenido de tu teléfono a altas horas de la noche, tampoco ayudan a mantener tu cuerpo despierto. Afortunadamente, hay muchas maneras de despertar, incluso si te sientes somnoliento. A continuación te dejamos algunos consejos sobre cómo despertar a una persona con el sueño pesado.

7 Formas de despertar a una persona con el sueño pesado

1. Escucha buena música

Cuando la alarma se enciende, ese sonido estándar puede sentirse como la banda sonora de una película de terror. Sin embargo, si te despiertas con una canción que te gusta, lo más probable es que el proceso de despertar sea más fácil y con mejor estado de ánimo.

Algunas personas responden mejor a un sonido que les gusta cuando es hora de levantarse de la cama. Una buena canción puede ponerte de buen humor y, sin duda, ayudarte en la ardua tarea de despertar. La música ayuda a reducir la inercia del sueño y los niveles de cortisol. Por lo tanto, proporciona el equilibrio perfecto entre lograr despertarte sin estresarte.

Elegir la canción que mejor se adapte a ti es muy importante. Pero ten cuidado. Si tienes un sueño pesado y eliges una canción relajante, esta puede proporcionar un efecto calmante que no facilitará el proceso de despertar. En este caso, poner el modo de vibración podrá ser una ayuda.

2. Deja que brille la luz

Otro método popular es despertarte con la luz del sol. Esta fue probablemente la primera alarma de los seres humanos y, por lo tanto, sigue siendo la más natural. A medida que la luz empieza a aumentar, suprime nuestros niveles de melatonina, la hormona del sueño, y por eso se convierte en un gran método de despertar. Básicamente, la presencia de la luz comunica a nuestro organismo que el día ha comenzado y que es hora de levantarse. ¡Y no hay cómo posponer esta estrategia!

Despertar con la luz natural es muy bueno para tu reloj biológico y para un despertar sin estrés. Además, se sabe que ayuda con la salud mental y a menudo se indica como un tratamiento terapéutico.

Si el uso de luz natural no es posible, también puedes intentar comprar una luz despertadora. En el momento programado, la luz comenzará a brillar progresivamente para que se sienta lo más natural posible. Puedes configurarla como una alarma, decidir cuánto tiempo debe tomar para estar en la máxima claridad, y ajustarla a tus necesidades.

3. Elige el aroma adecuado

Similar al método de la luz, el uso de los olores como estimulantes es una estrategia ya conocida que logra despertar incluso a la persona más dormida. El hecho es que el olor de la comida que amas nunca te será indiferente, no importa cuán profundamente estés dormido. Además de ayudar a uno a levantarse de la cama, también aumenta las posibilidades de empezar el día con mejor humor. ¡Un delicioso bocadillo es siempre una buena manera de empezar el día!

Si vives solo, o nadie puede crear el sentido del olfato necesario para este método, también hay otras opciones como la aromaterapia. Todo lo que necesitas es un pañuelo y algunas esencias aromáticas o un difusor de aroma con temporizador para seleccionar un aroma que puede hacer que te levantes más fácilmente.

Si el olor a comida no funciona, también puedes probar y explorar diferentes aromas que pueden hacer una diferencia en tu estado de ánimo. Por ejemplo, el olor del jazmín ayuda a estar más alerta, o menta, que es un estimulador conocido y que puede ser crucial cuando se intenta despertar a una persona con el sueño pesado.

4. Toma un buen desayuno

Establecer rutinas matutinas es bueno no solamente para despertar, sino también para tu salud. Un buen desayuno te ayudará de varias maneras. Despierta tu cuerpo al comenzar tu ritmo circadiano, aumenta la concentración y proporciona un buen estado de ánimo. Tomar un buen desayuno todas las mañanas ayuda a ajustar tu reloj natural. Por ejemplo, si te quedas dormido y ya has establecido esa rutina deliciosa, es probable que comiences a anhelar un bocadillo.

Si eres una persona sin apetito por la mañana, no te preocupes. No necesitas comer mucho, la clave está en elegir los mejores nutrientes. Un buen desayuno es bajo en azúcares y tiene un alto contenido proteico. Seleccionar los alimentos adecuados proporcionará a tu cuerpo la cantidad adecuada de energía y bienestar. Comenzar el día con la comida adecuada será la motivación para que cualquier dormilón pesado se levante de la cama.

5. Configura tu teléfono

En promedio, un adulto pasa alrededor de 4 horas al día en su teléfono. Con tantas funciones entretenidas, mensajes y llamadas, es casi imposible escuchar un tono de llamada y no mirar para comprobar tus notificaciones. 

Ese compromiso es una de las razones por las que los teléfonos pueden ser grandes despertadores para las personas con el sueño pesado. Cuando escuchas cualquier sonido de tu teléfono, es muy probable que respondas a él. Si puedes seleccionar el sonido y poner una canción que te guste, lo más probable es que esta respuesta sea aún más rápida y te deje en un mejor estado de ánimo.

Nuestros teléfonos son dispositivos versátiles y se pueden configurar de muchas maneras. Desde vibración hasta aumento de volumen, conexión de radio o incluso modos anti-snooze, varias aplicaciones móviles están preparadas para despertar a alguien con el sueño pesado.

Por ejemplo, si configuras una emisora de radio o un podcast de tu interés, a medida que se reproduzca, empezarás a interactuar con lo que estás escuchando. Esta estimulación ayuda al cuerpo a despertar.

A pesar de ser malo para el equilibrio del sueño cuando se utiliza durante las horas de acostarse, la estimulación telefónica puede ser útil a la hora de levantarte.

Si no puedes poner tu teléfono o alarma lejos de tu cama, puedes intentar configurar un despertador en línea en tu ordenador. Configúralo como lo harías normalmente con cualquier alarma digital y deja el ordenador en modo de espera. Cuando llegue el momento, tendrás que levantarte para apagarlo o no se detendrá.

6. Coloca la alarma lejos de ti

Es posible que algunas personas se queden dormidas no porque no escuchen la alarma, sino porque la desconectan sin darse cuenta. Desafortunadamente, el botón de posponer puede ser tu mejor amigo, pero también tu peor enemigo en esas mañanas difíciles. 

Dado que las personas que duermen mucho tienden a posponer o apagar la alarma inconscientemente, una buena manera de revertir esto es colocar la alarma lejos de ti. Es tan sencillo como ponerla al otro lado de la habitación y con el sonido lo más alto posible sin pausas. Idealmente, los dormilones deben tener que ponerse de pie y caminar hasta la alarma para detenerla.

La clave de este método es aprovechar la necesidad de levantarse para apagarla y tratar de no volver a la cama. Un truco útil es pisar el suelo descalzo. Nuestros pies tienen terminaciones nerviosas muy sensibles y ese choque de temperatura puede ayudarnos a despertarnos más fácilmente.

7. Encuentra a tu compañero de despertar

Si nada parece hacer con que el durmiente se levante de la cama, ni siquiera una alarma de explosión completa, entonces es mejor pedir ayuda a un amigo o familiar que esté disponible. Tener un compañero de despertar no es solo una solución confiable, sino que también puede hacer que las mañanas sean más agradables. Esta técnica puede ser crucial en las mañanas con agendas importantes como un vuelo o una reunión de trabajo.

Si el dormilón vive solo, puede siempre pedirle a un amigo que llame repetidamente hasta que él se levante. Una pequeña charla matutina con alguien de sueño pesado puede ser una tarea ardua y lo más probable es que un compañero de despertar siempre se enfrente al peor de los estados de ánimo. Aun así, es un gesto honorable para un amigo necesitado y una verdadera muestra de amistad.

 

Empezar el día puede ser un reto diario y a nadie le gusta salir de su acogedora cama. Despertar a una persona con el sueño pesado no es tarea fácil. Sin embargo, todo lo que necesitas es encontrar la manera de despertar que más te convenga. Esperamos que estos consejos te ayuden a despertar más fácilmente y listo para empezar tu día.

Comparte con tus amigos
App
Radio Despertador
¡Despierta más fácilmente con tu radio favorita!
by AppGeneration Software
star star star star star

Otros artículos