11 datos curiosos sobre el tiempo

datos curiosos sobre el tiempo
El tiempo es inherente a nuestra vida y a todo lo que hacemos. La vida misma se define por el paso del tiempo. Nuestras rutinas se rigen por relojes, al igual que nuestros programas de televisión favoritos. Algunas personas tienen demasiado tiempo libre mientras que otras sienten que el tiempo se agota. Luego están los atrapados en el pasado, los que solo miran al futuro y los que disfrutan del aquí y ahora. Sin embargo, pocas personas saben mucho al respecto del tiempo en sí mismo. Si quieres romper con este grupo, aquí tienes 11 datos curiosos sobre el tiempo para aumentar tus conocimientos de trivia.

1. La cuarta dimensión

El tiempo se puede definir como una progresión de eventos. Solo se mueve hacia adelante y nunca hacia atrás. Es imposible tocarlo, olerlo o verlo, pero debido a que se puede medir, a veces se lo considera la cuarta dimensión de la realidad.

2. Nadie vive en el presente

A pesar de la popularidad de expresiones como “vivir el presente” o “disfrutar del aquí y ahora”, lo cierto es que no existe el presente ni el ahora.

El cerebro humano tarda aproximadamente 80 milisegundos en percibir e interpretar cualquier evento. En otras palabras, lo que percibimos como “ahora” sucedió hace 80 milisegundos. Los humanos vivimos en el pasado, aunque el retraso sea mínimo.

3. La ciencia de la horología

La ciencia de medir el tiempo y el arte de hacer relojes y otros dispositivos para indicar el tiempo comparten el mismo nombre: la horología. Sorprendentemente, este es uno de los datos curiosos sobre el tiempo que más gente parece desconocer. 

4. El tiempo puede ser subjetivo

No es posible parar el reloj, ni tampoco ralentizarlo o acelerarlo. Sin embargo, todos estamos familiarizados con la sensación de que el tiempo corre mucho más rápido cuando uno se está divirtiendo o cuando se acerca una fecha límite, a diferencia de cuando se está aburrido o en el trabajo, cuando las manecillas del reloj parecen moverse a un ritmo imposiblemente lento.

No, tu reloj no está/no estaba roto en esos momentos. La culpa es de tu cerebro. Cuando dices “No me enteré del tiempo”, dices la verdad. Cuando el cerebro está siendo estimulado o está concentrado en algo, tiende a ignorar el paso del tiempo. Por el contrario, cuando estás aburrido o haciendo una tarea desagradable, tu cerebro se vuelve más consciente del tictac del reloj, creando la sensación de que el tiempo pasa más lento.

5. La historia es más larga de lo que crees

Los científicos creen que la Tierra tiene aproximadamente 4540 millones de años y que la civilización, tal como la conocemos, tiene solo 6000 años. En este período sucedieron muchas cosas como sabemos por la clase de historia. Sin embargo, cuando estudiamos civilizaciones históricas, tendemos a pensar en ellas como eventos únicos y olvidamos que podrían haberse extendido durante siglos.

Un buen ejemplo de ello es la civilización egipcia, con sus pirámides y faraones. Es posible que te sorprendas al descubrir que la famosa Cleopatra vivió más cerca de la era de Internet que de la construcción de las pirámides.

6. Cuanto más rápido te mueves, más lento es el tiempo transcurre

Este es uno de los datos sobre el tiempo más conocidos, pero que nunca deja de sorprender. Según la teoría de la relatividad especial de Albert Einstein, cuanto más rápido se mueve un cuerpo, más lento pasa el tiempo.

Si un gemelo viviera en la Tierra y el otro viajara por el espacio, al regresar a casa, el viajero sería mucho más joven que su hermano. El astronauta Scott Kelly es uno de esos ejemplos. A pesar de haber nacido varios minutos después que su hermano gemelo, cuando regresó a la Tierra después de pasar cerca de un año viviendo en la Estación Espacial Internacional, en realidad era 5 milisegundos más joven que su hermano.

7. El GMT sólo se estableció en el siglo XVII

El tiempo medio de Greenwich (Greenwich Mean Time), más conocido como GMT, fue establecido sólo en 1675 por el Observatorio Real de Greenwich. Su objetivo era ayudar a los navegantes a determinar su longitud en el mar utilizando la diferencia horaria con el GMT como punto de referencia.

Fuera de este ámbito, la hora solar todavía se utilizaba como medida principal del tiempo. Esto significa que a pesar de que el GMT se estableció en Inglaterra, el país seguía observando diferentes horarios dependiendo de la posición del sol en cada ciudad.

8. El tiempo estandarizado llegó con los ferrocarriles

Hasta el siglo XIX, la hora solar todavía se usaba para sincronizar relojes. Esto presentó un problema para los ferrocarriles que tenían que crear cientos de horarios para las llegadas y salidas de cada ciudad.

Para intentar solucionar este problema, los ferrocarriles de Inglaterra comenzaron a utilizar la hora de Londres como horario estándar del país en 1840. En 1883, las compañías ferroviarias de EE. UU. y Canadá siguieron el ejemplo, creando un sistema de zonas horarias estandarizadas similar a lo que vemos hoy.

9. Un tren perdido resultó en las zonas horarias

Después de perder un tren, el ingeniero Sandford Fleming decidió intentar encontrar una manera de estandarizar el tiempo. Propuso un sistema conocido como "Tiempo cósmico", en el que el mundo se dividiría en 24 zonas horarias que abarcarían 15 grados de longitud cada, con un reloj imaginario fijado en el centro de la Tierra. Su propuesta fue rechazada pero se convirtió en la base de lo que ahora conocemos como tiempo universal.

10. China solo tiene una zona horaria

Hay 24 zonas horarias en total, divididas según la longitud de la Tierra. Sin embargo, por razones políticas, existen algunas excepciones para acomodar los límites de algunos países dentro de una única zona horaria. China es un ejemplo de ello.

Si se aplicara la regla de la longitud, China tendría 5 husos horarios diferentes dentro de su territorio, pero por razones prácticas, sólo se observa el huso horario de Pekín, la capital. Esto da lugar a situaciones curiosas. Por ejemplo, Urumqi, en la parte occidental del país, disfruta en promedio de una hora más de luz solar en comparación con Pekín, incluso si ambas ciudades siguen el mismo reloj.

Otro dato interesante que surge de esta situación: si cruzas la frontera de China a Afganistán necesitas ajustar tu reloj a 3,5 horas menos. Consulta nuestro reloj mundial si no nos crees.

11. Francia tiene 12 husos horarios

A diferencia de China, Francia ha adoptado diferentes zonas horarias para su territorio contando con un total de 12 husos horarios. El dato curioso, en este caso, es que el propio país de Francia solo observa un único huso horario. Los 11 restantes se observan en sus territorios de ultramar.


Esperamos que hayas disfrutado conociendo estos datos curiosos sobre el tiempo y que te sirvan de refuerzo a tu conocimiento general. Y si deseas continuar con tu viaje de aprendizaje, asegúrate de consultar también nuestro blog para conocer 7 datos curiosos sobre los relojes.

Otros artículos

App
Radio Despertador
¡Despierta más fácilmente con tu radio favorita!
by AppGeneration Software
star star star star star

Comparte con tus amigos